week-o es un almanaque semanal que nace para que te tomes el tiempo de otra manera.

Si crees que ya te sabes la caja de cereales de memoria o que engancharte al móvil a primera hora de la mañana te quita energía, pásate al week-o. Podrás descubrir historias, biografías, datos sorprendentes, sugerencias y propuestas para cambiar tu rutina.

PROVOCADOR DE CURIOSIDAD

week-o quiere que introduzcas nuevos temas de conversación ¿sabéis qué llevan dentro las canicas? ¿cuál fue el primer pie que se posó en la luna, el derecho o el izquierdo? ¿conoces a Marina Abramovic? ¿cuál es el laberinto más grande de España? ¿y la rotonda más rotunda?

DATOS ÚTILES

week-o te dice los minutos que aumentan o disminuyen los días cada semana, la fase lunar  y una breve cita para reflexionar y compartir. Además, tendrás un espacio donde poder hacer tus anotaciones diarias: los cumples, los planes, las tareas…

DISEÑO

Tiene nada menos que 108 páginas de 21 x 21 centímetros impresas a dos tintas en  un fabuloso papel kraft, respetuoso con el medio ambiente. Podrás colgarlo en la pared, usarlo como calendario de sobremesa o como agenda. Y lo más excepcional es que ¡¡está ilustrado y escrito mano!! Sí, cada letra, número y dibujo está hecho a mano (no hay ninguna tipofrafía informática) ¡Vuelve a sentir el placer de leer una letra manuscrita!

PARA QUIÉN ESTÁ DESTINADO

El almanaque week-o es para todas las edades. Si pensabas que no podías colgarlo en la cocina por si alguna personilla curiosa pudiera leer un tema inapropiado para su edad ¡nada de eso! Es un placer compartir con l@s más pequeñ@s las historias del week-o. Descubrir juntos es lo que más les gusta. Además les encanta leer una letra manuscrita y en minúsculas.

POR QUÉ SE LLAMA ASÍ

La almanaquera pensó ese nombre una noche de verano y cuando lo buscó en internet descubrió que WEEKO es un nombre femenino original de los Sioux que significa “niña bonita” y ella estaba diseñando el almanaque para el 2015!! Ya no hubo vuelta atrás, creyó que era una señal de las diosas almanaqueras y aunque hubo muchos intentos por llamarlo Hortensia o Antonio, ella se mantuvo en sus trece. ¿Y ese guión? Bueno, es para darle más importancia a la “o” como símbolo de lo cíclico, lo redondo… (también influyó que weeko estuviera pillado) Puedes llamarlo el week-o (almanaque) o la week-o (agenda) o como tú quieras…

Menú de cierre
×

Carrito