Hola!!

Soy Marta y nunca pensé que sería almanaquera.

Siempre me gustaron las historias, las de la vida y las de los libros. Por eso estudié Filología y me dediqué al mundo editorial. Por acumular más historias, de vida y de libros.

Y, aunque una siempre intenta escribir su propia historia, llega la vida y ¡zas! te cambia el argumento haciéndolo, si cabe, más emocionante.

Así que un verano, hace ya cuatro años, la vida y la inconsciencia me plantearon hacerme almanaquera y acepté.

Me gusta porque se trata de encontrar nuevas historias para contároslas y de volver a escribir a mano y saber que en febrero los días crecen una barbaridad y que hay semanas sin fase lunar y que nada deja de girar, nunca, ni las historias ni la vida.

Sí, me encanta ser almanaquera. Espero hacer bien el oficio. Es precioso.

Menú de cierre
×

Carrito